En Auditoría Ambiental piensan antes de botar

Date posted: October 25, 2011

María José Ramírez terminó su práctica empresarial en la Fundación Promedio con el diseño y la fabricación de un objeto para Cartonero Promedio, que poco a poco se posiciona en nuestra vitrina: la papelera RE-USO. Después de meses trabajando en nuestro equipo de cartón hasta la coronilla, su respuesta de diseño se fabrica y se apila hasta llegar a quienes la usan solo para lo que es: para botar el papel. Hoy les compartimos lo que ha significado para la empresa Auditoría Ambiental la compra de papeleras RE-USO para sus instalaciones y para un mejor ejercicio de responsabilidad ambiental, en una conversación con Liliana Acevedo, gerente de salud ocupacional y aseguramiento ocupacional.

F.P. ¿Por qué quisieron comprar y están usando en sus puestos de trabajo las papeleras RE-USO?
L.A. Dentro de la filosofía y la razón de ser de nuestra empresa, que trabaja en temas medioambientales, promovemos el buen uso de los recursos, y nos gusta decir con orgullo que empezamos por casa. Dentro de esta idea, el símbolo que encarna la papelera RE-USO encaja perfectamente en nuestro objetivo de, no sólo hacer reciclaje y separación en la fuente del papel, sino concienciar a las personas que hacen parte de nuestra “familia” empresarial en la importancia de cuidar el medio ambiente en conjunto y en todo momento.

 

F.P. ¿En su uso cotidiano han encontrado una relación diferente del equipo de trabajo de su oficina con la basura en general?
L.A. Como les contaba, la idea de hacer un manejo adecuado de los residuos lleva ya varios años en nuestro día a día, pero con la papelera RE-USO se le ha dado un mensaje particular a la gente. Usualmente, una papelera, y en general las canecas, son objetos que se tratan de ocultar de la vista del público y son tratados como males necesarios. Cuando se le aplica diseño a un objeto tan cotidiano, y se le pone a la vista de todos, la gente se acerca a él con curiosidad y hasta con admiración. Si a eso se le suma el hecho de que la misma papelera esté construida con algo que tomaríamos como “basura”, el acercamiento que se le da a ella es muy distinto al de cualquier caneca. A la gente se le nota cierta alegría al verla y darse cuenta de que no porque desechemos algo, eso es basura.

 

 

 

F.P. Ustedes imponen un estilo interesante que implementa la responsabilidad social y la conciencia ambiental desde el puesto de trabajo, ¿cuál es la gratificación que han obtenido con esta acción?
L.A. Para nosotros es gratificante por varias razones. Por un lado, ha sido interesante ver como lo que comienza como una política de la empresa, poco a poco se va transformando en un hábito. También, ha sido importante para nosotros el ir disolviendo la línea que puede haber entre la conciencia ambiental y la responsabilidad social, porque este tipo de acciones nos llevan a entender que lo que es bueno para el medio ambiente lo es también para la sociedad. Y por último, una de las cosas más gratificantes es ver cómo la frontera entre lo que hago en mi puesto de trabajo lo puedo hacer en mi casa también. Digamos que es un lazo más que comienza en el ámbito laboral, y poco a poco se va extendiendo hacia la familia.

 

F.P. ¿Cómo definen una vida pro-medio y qué ejercicios hacen desde la suya para tenerla?
L.A. Dentro de lo que hago para llevar lo que yo consideraría una vida promedio, está el pensar más allá del momento. Estar pensando en las consecuencias de hacer tal o cual cosa, no sólo para mí, sino para mi familia y mi entorno; y no sólo para éste momento, sino para el futuro. Supongo que las madres tenemos cierta ventaja en ese sentido, ya que vemos que los efectos de nuestras decisiones son inversiones a largo plazo. Yo creería que una vida pro-medio es sobre todo una vida respetuosa; respetuosa del medio que nos rodea. ¡Y por medio quiero decir completo! Lo que hacemos, lo que decimos, lo que pensamos, lo que consumimos y lo que desechamos, todo hace parte de nuestra vida, y qué más importante que ser respetuosos con nosotros mismos.

 

 



One response to “En Auditoría Ambiental piensan antes de botar”

  1. alexander mesa says:

    felicitaciones vi su fundación en el programa urbanos como a las 5 de la mañana…que orgullo Colombiano personas como ustedes que dejan en alto nuestro pais!!!!

    nota: los vi desde la ciudad de cali

Leave a Reply

%d bloggers like this: